¿Y vos? ¿En quién confiás?

confianza en startups

Transparencia e integridad para generar confianza en el ecosistema innovador

Por Germán Stalker

¿Confiarías en un emprendedor que fracasó? ¿En una empresa nueva en el mercado? ¿Confiarías hacer un negocio con un persona que no tiene experiencia en hacer negocios?

Una relación de confianza es un vínculo que se basa en la confidencia entre desconocidos (Botsman, 2016). La confianza está presente en todos los aspectos de nuestras vidas. Es saber qué esperar de otras personas. Tener la capacidad de interactuar de forma abierta, de manera constante. Construir relaciones de largo plazo, con capacidad de actuar en forma positiva. Es poder relacionarse sin tener que preocuparse por la integridad de las personas. Saber que las personas nos darán el mismo trato que les damos.

Todas las cosas que hacemos en nuestras vidas están atravesadas por la confianza. Confianza, es sentirte cómodo con otro estando desarmado. Es poder mirar a los ojos serenamente.

Por el contrario, la desconfianza es la probabilidad que una persona asigna a otra de que la traicione. Que no cumpla con su palabra. Una situación semejante a la apatía en la política o al descrédito de las instituciones tradicionales. Los ciudadanos votan. Pero no creen en la política, ni en los políticos.

La confianza es una estimación de riesgos basada en la bilateralidad. Se puede pensar como una función en la que la cantidad de confianza varía como resultado de una combinación de experiencias positivas en la relación y de características similares de las dos partes. Ahora, ¿Cómo comenzar cuando las partes no se conocen?  Cuando nace una startup y el emprendedor, el científico y el inversor no se conocen. Las startups por definición, no tienen historia. Solo presente y futuro.

El punto de partida para la construcción de confianza es la transparencia. Es la carta de presentación de las startups. Que las tecnologías estén testeadas. Que su estructura sea simple. Que el plan de negocios sea sustentable. Que los balances sean reales. Que cuenten con un Programa de Integridad desde el diseño.

En el ecosistema innovador, es esencial dar los pasos necesarios para cumplir la misión y visión del negocio de la startup siendo transparentes. Las relaciones entre científicos, gestores tecnológicos, emprendedores e inversores tienen que partir de la transparencia y basarse  en la confianza. Con frecuencia el diálogo entre estos actores es complejo. Cada uno proviene de diferentes orígenes, habla diversos lenguajes, tuvo experiencias de vida y tiene expectativas propias. Entonces, la mutua comprensión es un desafío a resolver.

Si desde el primer momento se muestra una actitud de confianza, la probabilidad de que la persona tenga una conducta indebida, disminuye. La transparencia en el actuar, predispone las expectativas y evita malentendidos. La confianza y las prácticas de integridad facilitan el acuerdo. Un actuar ético y transparente disipa dudas y previene desencuentros.

Incluso, en casos de emprendedores que se enfrentaron al fracaso en el pasado. Porque emprender es aprender de los fracasos. Un emprendedor que fracasó y es capaz de recomponerse de una crisis aprendiendo a no cometer los mismos errores de los intentos anteriores, es valorado. (Senor y Singer, 2009). La transparencia es esencial para conocer cuáles fueron los motivos y las circunstancias en las que el emprendedor fracasó.

Construir una relación basada en la confianza requiere además de transparencia, de persistencia y tolerancia. La confianza basada en normas compartidas y valores con similares características puede influir en la ventaja competitiva de la startup (Husted, 1998). En el ecosistema innovador las referencias de otros son muy valoradas.

Cuando la confianza deja de ser un valor muy personal, una recomendación entre amigos o conocidos y se expande a lo largo de la cadena de valor, se beneficia al ecosistema innovador en su conjunto. Y no importa si se encuentran en diferentes geografías. La tecnología digital cumple el rol de difusor. Las plataformas digitales permiten extender los círculos de confianza y aumentar exponencialmente mercados y posibilidades (Botsman, 2017). Cuando aumentan las similitudes y el número de intercambios positivos en el ecosistema, la confianza se ve potenciada.

De allí, la importancia estratégica que tiene la integridad para la generación de confianza en el ecosistema innovador. Contar con un mapa que anticipe y prevenga riesgos, con un código de ética y un gobierno corporativo generan confianza. La confianza de las startups es un intangible cada vez es más valorado por inversores.

Bibliografía       

  • Botsman, Rachel 2016. “Who can You Trust? How Technology brought us together and Why it could drive us apart”. Penguin Random House, UK.
  • GRIFFIN, J. M., Kruger, S. A., & Maturana, G. (2017). “Do personal ethics influence corporate ethics?” Recuperado de https://ssrn.com/abstract=2745062.
  • HUSTED, Bryan, (1998). “The ethical limits of Trust in Business Relations”, Business Ethics Quarterly, Vol. 8 No. 2.usted, 1998.
  • SENOR, Dan y SINGER, Saul, (2009) “Start-Up Nation La historia del milagro económico de Israel”, Publiexprés S.A.